Compartir responsabilidad (11/01/2014)

Parece acertado que un condenado por atentar a las normas de convivencia de la comunidad no lleve en el cuello o en la solapa la medalla de la Comunitat. Dicho lo cual uno se pregunta si quien se la puso, en el cuello o en la solapa, no debiera compartir la misma deshonra. No seremos una sociedad avanzada hasta que todos seamos responsables de nuestros actos.

La desaparición de la impunidad provocaría que adquirieran relevancia y credibilidad actos tan desprestigiados como el reparto de la mayoría de distinciones otorgadas por las instituciones. Hasta el momento se han repartido a tenor de correlaciones de fuerza partidistas, conveniencias personales de los premiadores o supuestos sentimientos agraviados por desequilibrios territoriales. Pocas veces se deciden desde la ecuanimidad y el rigor e incluso, en algunas ediciones, uno se pregunta si se ha entendido que el concepto de distinción es el antónimo a la generalización.

Podemos estar tranquilos. Como era de esperar de este Govern, su nueva normativa no busca la objetividad y en ella se auto otorgan en exclusiva la capacidad de decidir quién debe ser premiado. En su constante confusión terminológica, creen que su autoritarismo les concede la autoridad de decidir cualquier cosa y sobre cualquier tema. Mantienen que la Comunitat de les Illes Balears es el Govern menos cuando se equivocan y otorgan medallas a delincuentes.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s