Oportunidad (1/02/2014)

Mientras nos perdemos debatiendo si bajar una rampa a pié o en coche tiene alguna relación con la igualdad frente a la ley nos olvidamos discutir sobre si existe la igualdad de oportunidades que dice garantizarnos la ley. No me parece razonable convertir una declaración en sede judicial en un episodio de telebasura, con destacadas crónicas sobre vestidos y sesudos estudios sobre lenguaje no verbal. Pero aún me produce más vergüenza ajena comprobar que estos capítulos de telenovela nos alejan del sereno debate sobre si debemos imponer mayores controles en las administraciones o, simplemente, acabar con privilegios de cuna, fuente de todo lo que intenta esclarecer el juez Castro.

Matas quería estar cerca del poder y el matrimonio Borbón-Urdangarín se aprovechaba de representarlo. Si sólo les antecediera su currículum, ni hubieran podido urdir la beneficiosa trama ni Matas olido beneficio personal al acercarse. Este es el déficit democrático que nos define y ni la hipotética condena judicial ni, mucho menos, unas horas delante el juez acabarán con él. Eso, si no las utilizan para asentarlo.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s