Sin derecho a roce (15/02/2014)

Creo recordar que en el tema de ligar había dos grandes grupos: el de los y las que disfrutaban de la cacería, incluso si al final volvían a casa sin pieza alguna, y el de las y los que cambiaban de objetivo si a los pocos minutos este se les resistía. Para unos el gozo estaba en el fin y para los otros en los medios. Ya digo que hablo de memoria, y ya se sabe que la memoria es maleable y frágil.

Yo era de los que creían que en las primarias se desarrollaría una sensación de expectante excitación por lo nuevo y desconocido. Se incidiría en generar la participación porque el medio es una provocación para una ciudadanía desencantada. Se aprovecharía la curiosidad creada para mostrar un partido con el cual se puede confiar, totalmente abierto a quien quisiera conocer sus intimidades. Habría roce, ilusión y se podría tocar el ‘género’. En resumen, el medio era el fin principal.

Parece que han ganado los que prefieren ir al grano y marcar muesca en el cinturón rápidamente. No se sabe muy bien si necesitan con urgencia un candidato o candidata a presidir la Comunitat o dejar claro a quienes pierdan que el rosco sólo se lo come uno. Puro trámite a pasar deprisa y donde solo interesa concluir para poder contarlo. Nada de generar confianzas o dar pie a molestos roces. Acabar pronto y cada uno a su cama: el aparato a la sede y los ciudadanos a sus casas.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Articles dB. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s