Dos verdades, dos realidades (28/02/2014)

No miente la patronal cuando se suma al optimismo de Rajoy y los suyos. Como tampoco lo hace Pelarda, de la UGT, cuando regionaliza el diagnóstico de la oposición en el Congreso. Ambos dicen la verdad de lo que viven a su alrededor. Nunca fue tan fácil y barato mover la mano de obra cual peones en un tablero y se pierde en la memoria de los más mayores el tiempo en que los trabajadores tenían tan pocos derechos como en la actualidad.

Por eso Rajoy y la patronal se felicitan de haber sembrado el terror imprescindible para recuperar una economía de salarios bajos y poco valor añadido. Para ellos la sangría de la crisis está taponada con el miedo del “precariado” y pueden aprovechar las altas cifras de turistas para mejorar sus márgenes y aumentar beneficios. Además, con la excusa de la crisis financiera se abren nuevos nichos de negocio para los amigos del poder, la casta, en los hasta ahora protegidos campos de la sanidad y la educación.

¿Cómo no les va a ir bien a unos, si a los otros la expectativa máxima empieza a ser la pura supervivencia? Pueden seguir haciendo trampas con las estadísticas y felicitarse del incremento de contratos a pesar de saber que muchos de ellos no garantizan abandonar la pobreza. Unos, verán el vaso medio lleno de las cifras de ocupación, y otros, nos ahogaremos en el medio vacío de unos sueldos y condiciones que nos acercan a la esclavitud.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s