Libertad de pago (13/03/2014)

Estos docentes extraños que presentan la dimisión, actúan de una manera imposible de entender para quienes ordenan (iba a escribir dirigen, pero hubiese sido, además de un error, una estupidez imperdonable) desde la Conselleria. Dimitir es nombre ruso para estos jerarcas convencidos de que todo el mundo está como ellos, ubicados por encima de sus cualidades. Han conseguido llegar a lo más alto de sus incapacidades y ni se les ocurre presentar la dimisión, convencidos como están de que una conjunción astral como la que les ha llevado a la cumbre de su incompetencia sucede pocas veces en un mismo siglo.

Si la conjugación del verbo dimitir les descoloca, la palabra libertad les provoca sarpullidos. La libertad de los jefes de departamento para aceptar o no una responsabilidad es excesiva para quienes tienen un concepto castrense de la dirección. Aquí solo tiene libertad quien puede pagarla: hoteleros para aumentar pisos, mercaderes para destruir el pequeño comercio, ilegales a la espera de una amnistía…

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s