Justicia, le llaman (26/04/2014)

La primera pregunta que he hecho al jurista de confianza es si cualquiera de nosotros, en el supuesto de ser propietarios de inmuebles, hubiéramos conseguido que el juez obligara a un inquilino moroso a compensarnos por concluir el contrato antes del plazo firmado. La respuesta, tan de cajón como necesaria compartirla con ustedes, es que sólo en el caso de ser un contrato de alquiler industrial porque no afecta a ningún derecho constitucional, como el de la vivienda, y en él prevalecen los términos firmados por las partes por encima incluso de la normativa legal. En resumen, en contratos para negocios los jueces no se meten en si las cláusulas son o no justas porque entienden que ambas partes además de saber lo que hacen buscan el beneficio a su particular manera.

La otra pregunta era capciosa y solo buscaba información y ejemplos para añadir agravios a la idea de que en este país la justicia vuelve, lentamente, a ser solo para los ricos. También era más sencilla de enunciar y responder: ¿podría litigar hasta esta sentencia un propietario arruinado o con pocos recursos? Ustedes, como yo, saben la respuesta porque conocen el país donde viven y saben que tener razón no basta, no sirve para nada si, además, no se tiene el dinero suficiente para conseguir que los jueces te la otorguen después de pagar tasas, abogados y procuradores en todas las instancias que hagan falta: justicia, le llaman.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s