Cáritas emprende (30/04/2014)

Debe ser la iniciativa privada que tanto nos pregonan desde altas tribunas; la emprendeduría como ahora la llaman. Sin la aportación de entes privados, desde ONG clásicas hasta los grupos de apoyo de barrios pasando por las organizaciones religiosas, la pobreza nos mostraría su cara de miseria.

Cuando tener trabajo ya no significa abandonar la pobreza y conseguirlo dejó de ser un derecho, organizaciones como Cáritas consiguen mantener la paz social resolviendo los dramas personales con recursos limitados y eficiencia demostrada. Que ahora, en plena efervescencia de la economía turística, abran otro centro de distribución de alimentos debería rebajar la autocomplacencia de quienes nos gobiernan y avergonzarlos de su discurso triunfalista.

Desgraciadamente, la emprendeduría de Cáritas tiene el éxito asegurado, que es nuestro fracaso colectivo, aunque no es de esperar que inviten a estos emprendedores a las veraniegas fiestas en blanco que tanto atraen a nuestros gobernantes.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s