Gatopardismo (3/06/2014)

Por instinto de conservación, me gusta creer que vivo en un país lleno de mejores analistas que yo,o mejor informados y que, de entre los mejores, los excelsos asesoran al poder. No tengo pruebas de que así sea y sí de que muchas veces se trabaja a golpe de titular y siempre a corto plazo; pero sigo queriendo creer que cabezas bien amuebladas se esconden detrás de grandes decisiones. Abdicar un rey parece ser una de éstas y la mire por dónde la mire no le encuentro el acierto de la oportunidad.

Parece que viven en el convencimiento de que Rubalcaba es aun suficientemente fuerte como para frenar el debate interno que sobre el modelo de Estado exigen sus bases y que, sin él, Felipe VI lo tendrá más difícil. Probablemente, tienen razón aunque olvidan que en el subconsciente colectivo desde hace una semana se ha instalado la consigna ‘podemos’ y que cualquier compongo bipartidista tiene el descrédito asegurado. Un descrédito que no es vitalicio pero que ahora goza de absoluta actualidad.

Tampoco un ‘rey nuevo’ parece el más adecuado para afrontar la firme decisión de la ciudadanía catalana de reconocerse en una consulta. Así que difícil lo tendrán para convencer a la mayoría de que no se reduce a una jugada lampedusiana de cambiarlo todo para seguir igual.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s