Maldita sonrisa (15/07/2014)

Puede que cuando usted lea estas lineas Matas ya tenga la orden de entrar en chirona sobre el despacho de uno de sus múltiples (y caros) abogados. Aunque no nos guste el recurso a la cárcel y no lo creamos efectivo, a algunos nos sobrevendrá la vergonzosa idea de cierta venganza personal. Pidió cabezas de periodistas y exigió silencios con formas sicilianas sin importarle el sustento de los profesionales no adictos a su régimen. Por eso, aunque no me enorgullece no poder evitar cierta sonrisa en mi cara, hago público manifiesto de una de mis muchas debilidades para expiarla.

Además, en su caso, a la genérica duda sobre la utilidad de la prisión se une que se le encerrará por temas materiales. No deja de ser un fracaso colectivo que alguien que inoculó en nuestra sociedad el virus del ‘todo vale’ sea condenado por unos euros. Su ‘todo vale’ va desde buscar votos en Argentina o tejer complicidades corrosivas hasta alimentar anticatalanistas grupúsculos que atizan el odio, pasando por hacer de la prepotencia un activo a la hora de liderar su partido. Actitudes que son mucho más perjudiciales para la sociedad que el saqueo de las arcas públicas.

La corrupción económica debe ser castigada, de acuerdo, pero la corrupción moral no puede pasar a segundo plano ni quedar impune porque encanalla el país, dificulta la convivencia y, al final, empobrece mucho más que el latrocinio.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s