Suficiente ¿no? (6/09/2014)

Para empezar, Isern ha molestado a los que, en el PP, se ganaban la autoridad repartiendo mamandurrias y haciendo favores (aunque nos humille como sociedad, la mayoría de nuestros dirigentes no tienen más autoridad que la ‘repartidora’). Para seguir, su constante apelación a la nula necesidad de la política para poner un plato caliente en la mesa familiar ha dejado en evidencia a muchos compañeros sin oficio ni beneficio. Y, para acabar, su buena imagen y popularidad ha atentado a la enfermiza autoestima de Bauzá, que necesita rodearse de mediocres para confirmarse.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s