Tensar la cuerda (11/10/2014)

Para muchos, la democracia solo es un método para alcanzar el poder, no un complejo sistema para ejercerlo. A pesar de que se llenen la boca de respeto a las normas, éstas son cambiadas sin debate cuando no les convienen. Por eso mismo, fuerzan la maquinaria legal para retirar potestades que eran propias del poder judicial. Es el ejecutivo quien pretende tener la última palabra en multas y sanciones para supuestas trasgresiones que les cuestionan su quehacer político. No se fían de que, con la ley en la mano (una ley homologable a las democracias), los jueces no dejen impunes acciones que les son molestas y les impiden ejercer el poder de la apisonadora. Cambiarán las leyes y, sobre todo, coaccionaran veladamente a los jueces para que las interpreten según su interés partidario. Al principio, asustarán. Luego, tensarán tanto la cuerda que caerán, y de culo. ¿Falta mucho?

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s