Cabeza de turco (30/10/2014)

Evidentemente, en el tema de los derechos ciudadanos, los jueces representan la ley y los fiscales al gobierno. En este país, ésta diferencia se substancia en lo que va de 4.000 euros de multa a 4 años de cárcel, que no es poca. Sin querer entrar sobre la característica de las coacciones por las que es condenada la líder sindical, Catiana Vicens, ni en que parece ser a nadie extraña que se rompa una luna de autocar sin que ni la policía registre materiales contundentes en su atestado, no puedo si no preguntarme por qué solo se identifica a la ahora juzgada cuando las supuestas coacciones fueron ejercidas por, al menos, dos compañeros más.

Necesito creer que los cuerpos policiales que contribuyo a pagar tienen la cualificación profesional y los medios suficientes para identificar a los etéreos cómplices de la sindicalista. Por eso, acabo por concluir que si se focaliza la responsabilidad en los elementos más conocidos en una protesta no es por pereza o por ineptitud sino, simplemente, para centrar en una cabeza de turco el rebuscado escarmiento de las denuncias. Es decir, que la policía, primero, y la fiscalía, después, cumplen órdenes políticas para escarmentar la protesta ciudadana.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Cabeza de turco (30/10/2014)

  1. Pedro ha dit:

    Requantamilputes Ferran. Aquesta dona ho va fer si o no. De cabeza de turco nada de nada. Cabeza de haba diria yo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s