No sin fotos (11/11/2014)

¿Pondrá, la consellera, el primer tornillo de las nuevas persianas en la escuela? ¿Correrá, el presidente, el visillo para descubrir la renovada caja de fusibles (aunque ya no se llamen así)? ¿Asistirá raudo, el alcalde o la alcaldesa, a la retirada de la escalera que representará la conclusión de la nueva mano de pintura? Evidentemente, no. Y, si por aquello de las excepciones, cualquiera de ellos acudiera a supervisar una de estas necesarias obras que les competen, los periódicos ni desplazarían fotógrafos y reporteros ni les publicarían las fotos que, a modo de obsceno panegírico, tan babosamente disparan sus adláteres.

Pero, se equivocan. Aún creen en la antigua manera de ‘hacer política’: inauguraciones, fotos, saludos y comida a cargo del erario público, incluida. Ganarán aquellos que, en lugar de fotos con cintas y placas conmemorativas, sepan explicar el cambio de prioridades, centrando su mensaje en la pervivencia de las inversiones, su mejora y actualización constante. Hay una ciudadanía para la nueva política. Solo faltan políticos.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s