Caro silencio (13/11/2014)

Es de aplauso que el Consell, el 2015, no amplíe su deuda bancaria. Después de aplaudir, preguntarnos el motivo por el cual se acabará la legislatura con más deuda que empezó, y no nos conformarnos con la reiterada apelación a la herencia. Se heredaron deudas y facturas sin pagar pero, también, el Govern de Bauzá actúa con deslealtad y le adeuda una fortuna.

Conociendo a Bauzá, se entiende el porqué Salom ha preferido no reivindicarla y así, sin molestar al déspota, asegurarse un puesto en las listas. Entre todos los mallorquines pagamos, en intereses bancarios, la garantía del futuro político de la inquera. Mejor pagar su puesto en las listas que los escarceos amorosos del presidente extremeño, dirán. Sí, y sin dudarlo. Pero no basta para diluir el penetrante olor a naftalina que despide la actual política, en general, y la gestión del Consell, en particular. En anteriores contiendas electorales, la consigna más repetida fue ofrecer la entrada de aires nuevos. Si siguen así, les desplazará una tormenta que parecen ni esperar ni entender.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s