Altos vuelos (20/12/2014)

Parece una enfermedad grave y, sin embargo, solo es la confirmación de que reducen su objetivo a mantener satisfechos a los más fieles. Ni que se atribuyera ser el monaguillo del papa Francisco, el conseller Gómez podría ser reconocido como partícipe en negociación alguna; y de política internacional, ni hablamos. El hombre que solo participa en disputas ejerciendo el rodillo desde el pedestal en que la mayoría encumbró a su partido (no a él, exactamente), no puede ni aludir coincidencia espacio-temporal en una cuestión como las relaciones de Estados Unidos y Cuba. Mejor creer que la velada insinuación hecha a la prensa solo es pienso para los más entregados de los propios que convencimiento auténtico.

Cierto que la apertura al mercado norteamericano supone, a corto plazo, una buena noticia para los empresarios baleares que han coqueteado con el castrismo. Y es normal que estos se muestren públicamente esperanzados y, a la vez, escondan sus miedos a competir con hoteleros yanquis que llegarán amparados por un gobierno al que se querrá contentar y, además, es mucho más fuerte que la Marca España. Lo que ya no lo es tanto (por no decir anormal, directamente), es que nuestro gobierno se publicite como agente en este delicado tema. Preferiría verlos como antes, cuando solo creían ser Maquiavelo o Nerón.

Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s