Consecuencia (6/01/2015)

Me repatea ser súbdito de un estado que inventa la doctrina Botín para no perseguir de oficio a los chorizos de guante blanco. Peo creo firmemente en el derecho a ser defendido por abogados que busquen las rendijas de la ley, aunque me jodan las consecuencias.

Por otra parte, no tengo duda de que si tuviera que escoger entre la impudicia que representa Miquel Roca, con sus puertas giratorias, y la falsedad de Manos Limpias, me abrazaría al primero, aun a riesgo de contagiarme. Además, estoy convencido de que el prestigio del juez Castro, ganado con su trabajo y silencios, no necesita del apoyo de un desprestigiado Consejo del Poder Judicial. Aquí, cada uno debería hacer su trabajo. Lo hace Roca, lo hace Castro, incluso lo hace Horrach. Quien nos falla es el estado que controla a este último y diluye en nada ejemplar silencio a la Agencia Tributaria. Manos Limpias solo es un producto de un estado así.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Consecuencia (6/01/2015)

  1. Meta_lurgico aut_giro ha dit:

    ¿ Y a que se tendría que haber dedicado Roca, según usted ? ¿ hacerse funcionario ? ¿ seguir en la política hasta jubilarse ? Si a ganarse la vida le llamamos impudicia, no existe la dignidad

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s