Inmaculados (3/01/2015)

Regenerar la política, así, sin afinar más el objetivo, no debería ser mensaje suficiente para engendrar las grandes expectativas conseguidas por Podemos; pero lo es. Así que, antes de exigir precisiones a los desconocidos miembros de esta formación, deberíamos dirigirnos a los hasta ahora potenciales votantes de Més y EU (por poner ejemplos cercanos) para que nos expliquen qué han hecho estos que no esperan que hagan los nuevos.

Tampoco espero respuesta: vivimos tiempos en que la política apela a sentimientos, casi ilusiones, y sobre sentimientos no se discute. Por eso hace bien el equipo de Pablo Iglesias de no exponer sus inmaculadas siglas a la cotidianidad de la responsabilidad en gobiernos locales y regionales: podrían mancharse de realidad, como ellos denuncian que se han manchado los anteriores. Aplazar esta inmersión en el día a día garantiza mantener las expectativas para las generales. Mientras, las frases más ilusionantes se repetirán como un esperanzador mantra: ¡regenerar la política! ¡regenerar la política! ¡regenerar la política!

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s