Ordeno y mando (31/01/2015)

Encontraríamos argumentos a favor y en contra de carreras universitarias más cortas y másters más largos. Seguro que los hay, razonados y de peso. Un debate que sería enriquecedor, sin duda, y que debería empezar por acotar cuál es el principal objetivo de la enseñanza universitaria: incrementar el nivel cultural de un país, mejorar su eficiencia económica o una mezcla equilibrada de ambos.

Ya serán menos los argumentos que aparecerían a favor de encarecer los estudios superiores (aunque el pensamiento neocon ha enraizado en una parte importante nuestra sociedad), tal como ha sucedido los últimos años en España; y más que se encarecerán con el nuevo decreto.

Pero donde no se halla más voz que la del PP es a la hora de argumentar a favor de legislar temas educativos sin el mínimo consenso, ni político ni de la comunidad educativa. Solo quien entiende la democracia como un sistema para conquistar el poder, no para ejercerlo, puede defender las alcaldadas de este gobierno, con Wert como cabeza (?) visible, en una materia tan delicada y trascendental como es la educación para un país.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s