Obviedades (10/02/2015)

Si nos centramos en la imprescindibilidad o no de Castro, el debate versará sobre cómo descansa el sistema sobre los buenos funcionarios o sobre si se tienen todas las facultades pasados los setenta. No apetece perder el tiempo en tales obviedades. Porque, aunque también sea obvio, incluso reiterativo, debemos cuestionar la mierda de sistema judicial que nos permiten nuestros gobernantes, que en siete años ni intuye cuándo acabará una instrucción.

No es Castro sí o no, sino por qué no disponemos de más recursos para hacer justa la Justicia. Ni en este caso ni en todos los demás podemos permitirnos depender del oficio de una sola persona para no alargar las instrucciones hasta la tortura o el olvido.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s