En nuestro cogote (21/03/2015)

Se acerca la barbarie y a algunos se les olvida retirar sus ojos del ‘haber’. Cierto, después de lamentar la pérdida de vidas humanas y de expresar la solidaridad con fórmulas manidas, les cuesta disimular las chiribitas que sus ojos emanan frente a un paisaje con un importante competidor menos.

Si fijaran su vista en el ‘debe’, descubrirían con horror que los bárbaros ahora ya no solo buscan arruinar a sus pueblos, supuestos culpables de suspirar por salir política y económicamente del medievo. Ahora, han lanzado un desafío global que se extiende, desde sus castigados países, a todo el mundo, especialmente a la parte occidental de éste. Nunca ha sido una broma pero, en este momento, el aliento de la bestia hiede en nuestro cogote.

Fácil, demasiado, propagar a los cuatro vientos que nuestro deber es no tener ni mostrar miedo. Demagógico, totalmente, incidir en la solidaridad oral y en la quirúrgica selección entre islam bueno y malo. Pero la realidad es que, hasta el momento, como sociedad no tenemos ni la más remota idea de cómo afrontar el desafío y que el terror y el sinsentido ya pisan nuestros felpudos con sus ensangrentadas botas. Lo único cierto es que fiarlo todo a la seguridad y la autodenominada inteligencia solo nos hace más débiles, además de más controlados y menos libres.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s