Ya soy financiero (11/04/2015)

Me fui a dormir apesadumbrado por el papel que, junto a mis conciudadanos sin distinción, nos han otorgado los gobernantes. Estaba acostumbrado al escozor de saberme pagador de todas las fiestas del poder: las privadas, como Rasputín o la amante de Monago, las públicas, como el Palma-Arena, el AVE o el aeropuerto de Castellón, y las promiscuas mixtas, como el Castor… pero era un escozor menguante con callo creciente.

Pero ayer nos convirtieron en generosos financieros de unos de nuestros conciudadanos más acaudalados: los Barceló (hoteleros). No sé si estoy preparado para saberme financiador de negocios ajenos. Pero, mientras lo pienso, concluyo que será mejor este nuevo e inesperado papel que el que nos espera si a los ricos Barceló no les salen los números y repiten la espantada, delegando en nosotros sus pérdidas.

España es esto: una casposa casta, que exige inversiones públicas para tener beneficios privados, y una servil subcasta que, mientras anhela codearse con la primera, legisla con nuestro dinero para favorecerla.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s