Todos, no (24/04/2015)

Por mucho que nos empeñemos en menospreciar a los políticos, nos representan; incluso en los gustos y costumbres. Somos un pueblo que lee poco, poquísimo, y anualmente dedicamos mucho más espacio, en los medios de comunicación o en las tertulias familiares, a debatir sobre qué peinado lleva la reina o cómo viste tal o cual diputado (mucho más, aún, si es diputada) que a discernir cuáles son sus lecturas, qué libro llevan debajo del brazo.

Pero hay una excepción: Sant Jordi. Este día, absolutamente todos los dirigentes políticos se dejan ver entre libros, los compran y lucen delante las cámaras. ¿Todos? Todos, no: Bauzá y su corte delegan el paseillo en los responsables del departamento de Cultura (Riera y Vera, en esta ocasión), convencidos como están de que solo pueden gobernar gracias a iletrados que consideran una pérdida de tiempo la adquisición de conocimientos no computables en euros.

No necesitan disimular, pasear entre libreros y lectores comprando aquello que uno de sus múltiples asesores les recomendó. Para qué. Han gobernado menospreciando la razón y el conocimiento. Mil veces se han reunido con los hoteleros y ni una con los docentes. El presidente ha presentado proyectos hoteleros privados pero acabará la legislatura virgen de pisar la universidad pública. Son como se muestran, incluso en un día como el de ayer, cuando convenimos en disimular el pueblo tan poco leído que somos.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s