¿Sin rigideces? (16/06/2015)

Era inevitable que, en un acuerdo entre fuerzas progresistas, apareciera la palabra ‘empoderamiento’. Lo sorprendente es que no sea hasta la mitad del documento y que antes nos amenicen la lectura con comas locas, inconcordancias de género y desaparición de diacríticas tildes; normas impropias de la liberación de corsés que prometen los nuevos tiempos.

Libres de rigideces, las medidas propuestas por nuestros futuros gobernantes para el ámbito de Cultura, Patrimonio y Deportes del Consell de Mallorca prometen devolver a este organismo la responsabilidad que las leyes le otorgan y que con tanto ahínco han obviado los irresponsables salientes.

Pero las instituciones solo pueden dinamizar la cultura y poner los instrumentos para que rebroten las iniciativas privadas. De ellas dependerá que florezcan y den sus frutos, y no será en el corto plazo que nos reconozcamos una sociedad mejor. Así que, ortografías aparte, aplaudamos la intención de reivindicar la cultura como motor social y la sensatez de dejarla en manos profesionales (sin olvidar que la responsabilidad final es suya).

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s