Déjà vu (23/06/2015)

La consideración del Consell como verso suelto que no afecta a la arquitectura del romance clásico, se ha confirmado con la presidencia para Més durante toda la legislatura. Hasta el momento, la mayoría de acuerdos han acabado en la tradicional entrega de la presidencia a quien ha conseguido más votos ciudadanos. No se configuran mayorías de escaños diferentes y que contradigan este principio conservador, por mucho que el mantra de ‘una nueva manera de hacer política’ se repita más que el ajo.

Cierto que no es la única presidencia que tiene esta característica, pues la del Parlament también goza del privilegio de haber sido otorgada en otras ocasiones a quien tenía votos necesarios, aunque minoritarios. También en este caso, en un ‘déjà vu’ que parece confortar a quienes se mueven mejor con normas conocidas, por mucho que en campaña renieguen de ellas.

Después de las elecciones, parecía que se iniciaba una confluencia entre Més y Podem que, en primer lugar, cambiaría todas las normas de pactos al uso y, después, podrían configurar una candidatura conjunta capaz de convertirse en la primera fuerza en Baleares a la hora de las elecciones generales. Madrid, de un plumazo, acabó con este cuento mucho antes de que pudiera empezar a escribirse. Serán adversarios, tal como se ha visto estos días para regocijo del PSOE.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s