Sin rigor (2/07/2015)

Venga, vamos a aplaudir el ahorro de un millón de euros por legislatura en sueldos parlamentarios. Después de aplaudir, podremos dedicar unos minutos a preguntarnos por qué el 5 o el 6 o el 15% de descuento, sobre qué estudio comparativo se hace y con qué base. Pero eso sería tanto como tener que decidir si nuestros próceres deben cobrar como médicos, como maestros o como administrativos públicos, a qué sueldo se asimilan y cómo se decide.

Así que es mejor una reducción porcentual, que queda muy bien de cara a la ciudadanía que también ha visto rebajado su sueldo, sin tener que encarar debates políticamente peligrosos, como serían los que pusieran todos los emolumentos públicos sobre la mesa.

Cabría la posibilidad de cabrear a funcionarios de muy diverso pelaje -docentes, sanitarios, fuerzas de seguridad…- considerando que ya están bien remunerados.

Al final, coincidiríamos con los neoliberales, apologistas de que sólo los emprendedores (palabro de moda) tienen derecho a ingresos medios y que la seguridad de un sueldo conlleva su delgadez.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s