Cuestión de límites (11/07/2015)

Incluso un gobierno municipal tan entregado a los intereses del sector turístico como el de Isern tenía claro que las terrazas del Born eran un experimento y que, como tal, tenía un periodo de prueba para su posterior análisis y regulación definitiva. El febrero próximo vence este plazo y lo normal, en un país normal, es evaluar la experiencia.

Pero este no es un país normal. Cuando un empresario consigue un espacio público (cosa harto fácil cuando gobiernan las derechas patrias) se erige en propietario y considera un cuasi robo la extinción prevista de una concesión. Debería ser parte en el debate posterior, pero sin más representación que la de sus intereses, junto a vecinos y representantes políticos que, como novedad, defendieran los de los ciudadanos.

No vale parapetarse detrás de los puestos de trabajo, puesto que es el argumento maniqueo para legitimar cualquier exceso. Como, tampoco, obviar que la economía es importante. Al final y como siempre, deberemos debatir sobre límites: de metros cuadrados, de codicia y, también, de quién y cómo vigilan su aplicación.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Cuestión de límites (11/07/2015)

  1. kiko ha dit:

    Creo q se tendria que ver si gravado adecuadamente es rentable para el ayuntamiento y por ende al ciudadano q si empezamos a parar cosas luego igual empiezan a subir impuestos. Esto es una opinion como otra cualquiera.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s