Un curso normal (12/09/2015)

El no de l’Assemblea de Docents a desconvocar la huelga, que pende sobre el Govern cual afilada espada, sirve para recordar que empieza a ser normal iniciar el curso con los recursos, materiales y humanos, al anoréxico límite. Sí, es un curso normal, porque normales ya son los barracones, ratios elevadas, libros de texto a precio de delicatessen y falta de profesorado de apoyo. Lo que no era normal era tener dirigentes educativos cuyo único objetivo era desprestigiar a la educación y a los educadores.

Es verdad que quien ahora nos gobierna dice tener en alta consideración la tarea docente y asegura creer y trabajar por una escuela pública de calidad. Justo es reconocer el cambio; ya no son aquellos acomplejados resentidos que despreciaron la escuela pública y sus trabajadores. Pero la dosis de realidad amarga cualquier dulzor hubiera en sus palabras.

La evidencia es que el gobierno autónomo es simple gestor de los mandamientos ministeriales, incluidos los recortados presupuestos. Romper la inercia de la educación entendida como adiestramiento laboral supondría cambios en la estructura de España, este estado cuasi fallido. Cambios en las relaciones de poder: territoriales, políticos y funcionariales. Solo desde fuera de la política institucionalizada existen tímidas propuestas en este sentido.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Vuits i Nous. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s