Mayestático (13/11/2015)

El rey que nunca se atrevió, ni atreverá, a consultar su legitimidad al pueblo, habla por el pueblo. En nuestro nombre, asegura que no estamos dispuestos a poner en peligro la unidad de su reino. Así son los patriarcas, viven en el convencimiento (o les conviene vivir en él) de saber qué quiere su prole. Para qué molestarse en saberlo. Para qué poner en peligro los difusos cimientos de su autoridad pidiendo la opinión a subordinados. Se habla en mayestático plural, y basta.

En una sociedad diversa y plural, al rey le conviene trabajar la ficticia imagen de neutralidad; al menos para mantener la ficción de su legitimidad. Pero, desde el 27-S, quien se dice rey de todos no puede obviar que más de dos millones de estos se han expresado claramente por otra forma de gobierno y de estado. Lo sabe, y tanto que lo sabe; por eso pierde la neutralidad, para que no cunda el ejemplo de las inconvenientes consultas.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s