Debilidades (5/02/2016)

El pequeño comercio de Baleares supone, aproximadamente, el 17% de la ocupación, mientras que su peso en el PIB se reduce al 10%. A grosso modo, estas cifras significan que reparte más y mejor sus beneficios. Pero, además, como carece del acceso a la ingeniería fiscal de las grandes empresas, su contribución fiscal supera a la de grandes superficies.

Sus puntos fuertes son su debilidad. En la selva económica que nos define, repartir más y mejor la riqueza, crear puestos de trabajo y pagar religiosamente impuestos no presupone ser tenidos en cuenta por los diferentes gobiernos, demasiado preocupados en satisfacer, al menos contener, la inacabable codicia de los grandes, que sí tienen capacidad de presión, incluso de convicción.

Por eso, cabe saludar con satisfacción cualquier acción gubernamental que camine en la dirección contraria, la de favorecer el comercio de proximidad, que son las raíces que fijan el tejido social al barrio. Especialmente si estas acciones suponen actualizar, incluso sacudir, una actividad a veces adormecida en las inercias y lamentos.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s