Discrecionalidad (16/02/2016)

El piadoso Ministerio de Interior ha comunicado a los policías que investigaron el caso Nóos algo que ya era de todos sabido: la concesión de medallas, como la mayoría de las acciones de un gobierno autoritario, son discrecionales. La discrecionalidad es una característica fundamental de quien ejerce el poder absoluto y, además, quiere que se sepa.

Para demostrar su poder, las decisiones deben ser incompatibles con la justificación y la búsqueda de la objetividad. De neutralidad, ya ni hablamos porque la administración está a su servicio, incluida la administración de Justicia (cuando la independencia de los jueces se les ha hecho insoportable, han cambiado la ley de Enjuiciamiento para condicionarla).

Los policías apelaron al principio de igualdad y demostraron su candidez. Para el gobierno de Rajoy, la igualdad de los españoles consiste en que todos debemos sufrirlos por igual, calladamente. Y aún se sorprenden que hayamos dicho, mayoritariamente, basta.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s