Irrelevantes (01/03/2016)

Parece mentira que aún perdamos el tiempo con las valoraciones que puedan hacer los partidos de las islas del futuro gobierno estatal. A quién le importa si, sea cual sea el color, la tonalidad o, más comúnmente, el degradado del gobierno central, Balears saldrá siempre perjudicada.

No es victimismo ni nacionalismo imaginario, solo realismo de los números y pesimismo que otorga la historia. Nuestro poco peso demográfico (electoral) y nuestra clase dirigente, política y económica, más pendiente de agradar a la capital mesetaria que a los ciudadanos de la comunidad, nos condenan a la irrelevancia que, año tras año, partido en el gobierno tras gobierno del partido, reflejan los presupuestos del Estado.

Podemos cargar las tintas sobre esta clase dirigente, de aquí y de allí, o podemos decidir cambiarla. Aunque, me temo, hace tiempo que desde Madrid se oyen las risas cada vez que un incauto lo proclama. Saben, sabemos, que nuestro bienestar repentino inmunizó varias generaciones e inoculó el miedo a perderlo, incluso a las inmigradas.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s