Puro esgrima legal (12/03/2016)

Después de leer la sentencia del Tribunal Constitucional me queda aún más confusa, si cabe, la necesidad de apelar a este extraño ente en casos como el que nos ocupa, y todavía nos preocupa. ¿Qué sentido tiene reconocer que estaba constitucionalmente justificada la alcaldada de aprobar por decreto lo que el TSJIB había anulado si, al mismo tiempo, se reconoce que parte de él no cabe en la Constitución? Entiendo que debe ser un ejercicio jurídico apasionante compilar antecedentes para justificar una sentencia en 30 folios. Una pasión que roza el vicio para juristas ejerciendo de forenses legislativos. Pero, ¿de qué sirve ahora, después de aplicarse y derogarse?

En ninguna de las innumerables precisiones retóricas de la sentencia he encontrado la más mínima apelación a la responsabilidad del legislador, al que debe suponer, de oficio, la buena intención y mejor fe. No hay responsables, no hay consecuencias: solo esgrima legal. Florituras que servirán a los partidarios y detractores del TIL, y de su autoritaria imposición, para mantener vivo un debate absurdo.

Absurdo porque jamás se pretendió, por parte de Bauzá y sus acólitos (¿debo decir sus exacólitos?), que fuera de otra manera, con estudios y confrontación razonada de ideas. Que sea inútil la intervención del Constitucional solo es la última consecuencia de un encadenado de inutilidades.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s