El regate (15/03/2016)

Muy convencidos de la culpabilidad de sus defendidos, tienen que estar los abogados de Urdangarín y Torres, para maniobrar desesperadamente para que el asesor fiscal de Nóos no testimonie. Ahora ya no pretenden demostrar su inocencia, si no que buscan el ardid procesal que procure que la duda jurídica del tribunal obligue a exonerarlos.

Este es el argumento para sus cuantiosas minutas, el hecho diferencial que les permite acolchados bufetes para asistir a delincuentes con poder, al menos, adquisitivo. Son demasiado listos para intentar demostrar la inocencia de sus clientes, y demasiado hábiles para no hallar el regate procesal que les asegure un veredicto de no culpabilidad.

Su destreza dificultará la articulación de la verdad judicial, la que se esperaba como desagravio a una sociedad humillada, cabreada y, supuestamente, olvidadiza.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s