Sin maquillaje (17/03/2016)

A mi, que nunca se me ocurrió otorgar voluntariamente a la Iglesia ninguna porción de mi IRPF, no me molesta lo más mínimo que Caritas se lleve una parte substancial de mi casilla “Otros fines sociales”. No solo no me molesta si no que reconozco en esta institución, que recibe de la Conferencia Episcopal lo mismo que 13TV (la cadena traficante de odio), una eficacia que falta en muchas otras.

Lo que ya no puedo entender es cómo emplazan a la ciudadanía de buena fe a colaborar para parchear el problema de la vivienda. Una situación generada, explotada y mantenida por un determinado grupo social, el de los financieros y especuladores, con la ayuda de unos políticos corruptos, ebrios de ladrillo.

Quienes sufren la rapiña de estos depredadores, incluidas las eléctricas especializadas en acoger políticos amortizados, merecen toda nuestra solidaridad. Y esta se demuestra exigiendo cambios de políticas y no con parcheos de beneficencia que maquillan la vergonzante realidad.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Article UH. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s